Atlas de Especies Invasoras de Puerto Rico

Share |

Agresiva plaga ataca 260 frutas y vegetales

 La mosca del Mediterráneo, detectada por las autoridades federales y estatales en varias zonas de Cabo Rojo, es considerada una de las plagas más destructivas del mundo.

 Este insecto, cuyo nombre científico es Ceratitis capitata, ataca a más de 260 distintas frutas, vegetales, flores y nueces, de acuerdo con datos del Departamento de Agricultura federal (USDA, por sus siglas en inglés) y del Colegio de Agricultura y Ciencias Vivas de la Universidad de Arizona. Esta especie de mosca frutera puede ser especialmente dañina para los cítricos, pimientos, tomates e higos.

La Ceratitis capitata es originaria del África Subsahariana y es más pequeña que la mosca común. Pueden volar distancias de hasta 12 millas, pero no suelen dispersarse más allá de los 700 pies si encuentra las frutas que le gustan. Una mosca hembra puede depositar una decena de huevos bajo la superficie de la piel de la fruta, la que prefieren verde o semimadura.

En cuestión de días, las larvas salen de los huevos y comienzan a alimentarse de la pulpa de la fruta. Los túneles que hacen las larvas dentro del fruto cuando se alimentan propicia la entrada de bacterias y hongos que hacen que la misma se pudra.

Además del daño a las cosechas, esta mosca fuerza a los países a limitar las exportaciones de los frutos afectados para evitar la propagación de la plaga, lo que perjudica la economía. 

Desde la década de 1880, este insecto se ha propagado por la región de  Mediterráneo, el sur de Europa, el Oriente Medio, el oeste de Australia, América Centra, América del Sur y el estado de Hawai.